39805441 - happy couple jumping

Debemos saber que la felicidad es un estado de ánimo, donde una persona experimenta bienestar y satisfacción al cumplir sus anhelos, estas variarán según las expectativas y necesidades de cada individuo.

La felicidad es subjetiva y compleja, sin embargo podríamos decir que una persona es feliz cuando el sentimiento de bienestar y tranquilidad está presente en la mayor parte de su día a día. En los siguientes párrafos te vamos a dar unos pasos para que puedas alcanzar tu felicidad.

Reflexiona sobre ti mismo y tu entorno, realízate un análisis FODA (Fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades). Cuando hayas culminado de realizar tu lista, debes identificar aquellas actividades que te generan satisfacción y esas que te generan malestar pero te vez forzado a realizarlos. Trázate metas y proyectos.

Desarróllate como persona. Cuando hayas realizado tu análisis, determina acciones que te permitan potenciar todas tus fortalezas, habilidades, metas y proyectos. Busca métodos y soluciones que erradiquen tus debilidades y las situaciones de tu entorno que te hacen sentir malestar. La meta estará en mejorar todo lo positivo de tu vida y erradicar aquello negativo.

Que hacer con aquellas actividades que no te agradan pero te vez forzados a realizarlo, como el lugar del trabajo. Ten paciencia, trata de sobrellevarlo, optimiza tu entorno y enfocarte en cambiar de ambiente laboral a mediano plazo.

Perdona y deja el pasado atrás, tomate el tiempo que sea necesario y enfócate en las acciones del presente, ya que los resentimientos pueden obstruir tu avance.

Ayuda a los demás, se afectivo, generoso y aleja todo pensamiento negativo sobre las personas que te rodean. Recuerda que para ser feliz no debes estar pendiente de las acciones de otros, sino en centrarte en tu desarrollo personal y de las personas que amas.

No intentes complacer a todo el mundo, ni reprimas nada que te afecte emocionalmente, habla con las personas cercanas y expresa tus malestares de forma asertiva.

Los problemas y malestares se van a seguir presentando a lo largo de tu vida. Evita frustrarte o deprimirte ante situaciones difíciles, y busca la forma de afrontar y solucionarlo.

No estés pendiente o frustrado en todo lo que no tienes o no puedes lograr, con esto no nos referimos a ser conformitas, sino a ser pacientes y trabajar en aquello que deseas. Si algo no es posible de conseguir y está afectando otros aspectos importantes de tu vida, es mejor dejarlo ir y centrarte en lo que sí puedes lograr.

Sal de la rutina, te aconsejamos realizar el 30% de tus actividades de forma diferente y experimentar cosas nuevas.

Busca ayuda si sientes que lo necesitas, si no cuentas con las herramientas necesaria para liberarte de los malestares, te aconsejamos ir con un especialista o grupos de ayudas.

Por último, cuando te sientas abrumado y estresado, realiza ejercicios de relajación y meditación. No te olvides que para que haya un cambio, primero debe haber una acción.